Las mejores excusas para quejarte todo el día de tus malestares - Escucha Biológica
326
post-template-default,single,single-post,postid-326,single-format-standard,post-image-above-header,post-image-aligned-center,sticky-menu-fade,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Las mejores excusas para quejarte todo el día de tus malestares

Seguro que conoces a alguien que se pasa el tiempo poniendo excusas para seguir quejándose de sus malestares.

 

Hay quienes tienen muchos motivos para no coger las riendas de su Bienestar pero no lo digo por ti.  Yo sé que tú hace tiempo que eres coherente y haces todo lo que dices 😉

Pero hay quienes se dedican a mirar desde afuera a los que ponen su atención en vivir en armonía. Y además de mirarlos desde afuera creen que esa gente lo consigue porque su vida es muy fácil. He oído muchas veces eso de “si les pasara lo que a mí, no estarían tan felices”.

 

bienestar emocional escucha biologica

Yo respeto todas las decisiones que vayas a tomar pero si quieres tomar las riendas de tu vida, las tomas. Sin excusas. No te creas las mentiras que te cuenta ese diablete que hay en tu mente para escaquearte.

Si no quieres tomar la decisión más importante de tu vida (sí, esa de escuchar lo que tu cuerpo te está diciendo a gritos), no la tomes. Pero que no sea poniéndote excusas simples.

Hay excusas y excusillas. Hay tantas variedades de excusas como de cervezas artesanas. Clic para tuitear

Cuando la gente me pregunta en qué consiste mi trabajo y se lo explico, a la mayoría les parece muy interesante. Y bastantes veces he escuchado eso de “yo estoy bien, pero a mi prima sí que le hace falta tener unas sesiones contigo”.

Donde digo prima, puedes poner a tu vecina la que pasa el aspirador de madrugada, al padre putativo del niño o al compañero friki del curro.

Cuando ni siquiera ves que necesitas un poquito de ayuda para poner orden en tu caos emocional, pero puedes darme una lista con 100 personas a las que les pagarías la primera sesión, no estás siendo muy sincera contigo misma.

Hay miles de millones de excusas para no aprender a gestionar tu Bienestar Emocional.

De todas las que he escuchado (y utilicé alguna vez, lo reconozco) he traido unas cuantas hoy:

 

  1. “Siempre he estado así. No pasa nada por aguantar un poco más.”

    Qué quieres que te diga, pasar, pasará algo si aguantas demasiado estrés en silencio, pero tú misma…

  2. “Debe de ser muy complicado eso de gestionar las emociones. Yo no soy de esos de la India que hacen cosas raras para tener un cuerpo sanoA todo el mundo le pasa como a mí.”

    Te lo aseguro, no tienes que haber nacido en otro continente, ni siquiera en otro planeta para tomar hábitos emocionalmente saludables.

  3. “A todo el mundo le pasa lo que a mí.”

    Mi abuela decía que “mal de muchos, consuelo de tontos”, pero mi abuela era un poco brutica…

  4. “Dicen que hay que prestar atención a lo que piensas. Pues tiene que ser muy cansado estar pensando todo el dia en lo que pienso. Bastante piensa mi cabeza como para pensar más”.

    Pues no. Es justo al revés. Tú ahora estás permitiendo que tu cabeza funcione sin orden ni concierto. Ahora hay una cuadrilla de monos saltando, gritando y jugando a sus anchas. Si aprendes a darles unas pautas de comportamiento a esos “monos”, todo funcionará mejor. Si no les dices a los monos que hay normas, ¿por qué van a cumplirlas?

  5. “No creo que me vaya a funcionar a mí.”

    Por supuesto, si no pruebas no te va a funcionar ninguna técnica o método. Si pones de tu parte, ya verás como empiezas a ver cambios en tu vida.

  6. “Las cosas pasan porque pasan”

    Sí, hay cosas que pasan sin que estemos directamente implicados en ellas, por supuesto. Pero hay otras cosas que desde tu habilidad de gestionar pueden ser modificadas y mejoradas

  7. “Tengo muchas cosas que hacer más importantes que hacer que atender a mis emociones. Por ejemplo, es mucho más importante que me olvide del idiota de mi  jefe antes de ocuparme de mi estrés…”

    Y a eso, poco hay que decir… No hay más ciego que el que no quiere ver.

  8. “Voy a leer este libro tan bueno que me han recomendado y luego aplicaré”

    Quizás hayas leído 300 libros de autoayuda e inteligencia emocional. Permíteme que te diga, que si sigues leyendo libros, mejor dedícate a la crítica editorial. Haz el favor de aplicar lo que sabes YA.

  9. “Debe de ser muy caro eso”

    No. Te salen más caros los pañuelos de papel que usas cuando lloras a solas, la ropa que te compras sin motivo para intentar sentirte bien o las copas que te tomas hasta que sale el sol.

  10. “Paso de las modas del mindfulness, del bienestar emocional y del desarrollo personal”

    Quizás sea una moda pero 400 años a.C. ya hablaba Hipócrates de la influencia de la mente en el cuerpo. Si es una moda, menos mal que no duró tanto tiempo la moda de los pantalones de campana.

 

Y si tienes alguna excusa más de tu cosecha, estaría genial que la compartieras 🙂

 

Pones excusas para seguir quejándote de lo que te pasa, pero HOY puede comenzar tu cambio Clic para tuitear

 

Si te has dado cuenta de que no tienes motivo para seguir estancada y quieres tomar ya acción, vamos a ponernos en marcha.

Sé que es muy complicado hacerlo sóla. Sé que te compras un libro con muchísima ilusión y ganas de aplicar, pero tu ego, el diablete de tu mente, te distrae y te lleva a la rutina de lo que ya conoces.

Cuando eliges a alguien para que te acompañe en tu camino hacia el Bienestar Emocional las excusas ya no sirven.

Cuando te comprometes con alguien, las fuerzas se unen y los resultados se multiplican.

Venga, ¿cuándo quieres que empecemos?

[maxbutton id=”1″ url=”https://escuchabiologica.com/servicios/servicio-de-tu-a-tu/” text=”¡EMPEZAMOS YA!” ]

 

Maria Pilar Sánchez
hola@escuchabiologica.com

Soy una luchadora incansable con muchas ganas de ayudarte! Autora del libro "Películas Mentales: libérate de los dramones que te montas y afectan a tu salud"

No Comments

Post A Comment