Poner los precios de tus sesiones en la web

 

El inicio de la andadura profesional de un terapeuta supone tomar muchas decisiones, y una de las que genera más dudas es la de si incluir o no los precios de los servicios en la página web o en las redes sociales.

Esta decisión requiere tener en cuenta muchos factores y además, adecuarlos a la estrategia de marketing que se quiera seguir.

Muchos terapeutas creen que es beneficioso decir el precio porque al indicar en la web las tarifas de los servicios o productos que ofrece un terapeuta se crea un ambiente de confianza y transparencia, pero otros opinan que eso limita las oportunidades de establecer un vínculo con el cliente que solo esté interesado en el precio y quizás no aprecie todo lo que tú le estás ofreciendo cuando él paga por tus servicios.

Este dilema, que no es nuevo ni específico de los terapeutas de terapias complementarias como la Biodescodificación merece ser tratado con profundidad.

Indicar las tarifas y precios de las sesiones en la página web

Una vez más te cuento mi experiencia en esto de establecerme como terapeuta de Biodescodificación.

Al inicio de mi carrera, no quería ni poner una foto mía en la web y justo me venía para poner mi nombre completo (de esto te hablaré en otro post). Indicar los precios de mis sesiones me parecía totalmente innecesario.

Estaba convencida de que la gente se sentiría atraída por los textos de mi web y que además, el boca a boca haría todo el marketing que necesitaba 😬.

Ahora los precios de mis servicios como terapeuta están bien claros.

¿Qué me ha hecho cambiar de opinión? Te lo cuento

Clientes potenciales y los precios de las sesiones terapéuticas

En estos más de diez años que han pasado desde que comencé en la Biodescodificación han cambiado muchas cosas.

El uso de redes sociales y dispositivos digitales se ha generalizado. Cada vez estamos más conectados y somos más dependientes de la tecnología.

Pocas cosas contratamos sin echar un vistazo previo a las redes o a la web de ese profesional.

Antes de reservar un hotel, miras todos los comentarios y fotos que otros viajeros han enviado. Si tienes que volar con una aerolínea desconocida para ti, revisas toda su web de arriba a abajo.

Si te recomiendan un fisioterapeuta miras sus redes sociales aunque quien te lo ha recomendado ya te dé suficiente confianza.

Y si hablamos de comprar, pocas cosas compras sin saber lo que cuestan.

¿Te imaginas entrar en Amazon y tener que escribir un email para que te digan el precio de un libro que te gusta o de la barbacoa que le vas a regalar a tu cuñado?

Tus clientes están al golpe de un clic. Un clic por el que contratarte o por el que salir de tu web.

Informar del precio de tus servicios en tu web puede volcar la balanza a tu favor o en tu «contra». Y lo pongo entre comillas a propósito.

Pros y contras de indicar el precio de tus sesiones en la web

Vamos a estudiar los pros y los contras. Los beneficios de indicar los precios y los beneficios de no indicarlos.

Beneficios de NO indicar el precio de tus sesiones en tu web

  • Genera curiosidad y compromiso:
    • Querer saber los precios de tus servicios genera curiosidad y misterio para tus potenciales clientes, incentivando a que se pongan en contacto contigo para obtener información detallada.
    • Despertar la curiosidad puede provocar un mayor compromiso emocional, ya que los potenciales clientes se sumergen en el contenido de la página en busca de respuestas.
  • Enfoque en el valor del servicio:
    • Sin la distracción inicial de los precios, se puede destacar el valor único de los servicios que ofreces y resaltar el impacto positivo que vas a generar en su vida.
  • Facilita la personalización de las tarifas:
      • La negociación personalizada de tarifas puede adaptarse a las circunstancias individuales de cada cliente. Si esta opción es válida para ti, podrás dar flexibilidad y una atención personalizada.
      • La personalización de tarifas puede reducir la barrera financiera percibida, haciendo que los servicios sean más accesibles para una gama más amplia de personas. Sé que personalizar las tarifas no es algo habitual, pero es una opción más que tener en cuenta, y más, si está alineada con nuestros valores.
  • Fomenta la interacción directa:
      •  Al no proporcionar precios de inmediato, se fomenta la comunicación directa entre el terapeuta y el cliente potencial, lo que puede fortalecer la conexión desde el principio.
      • La interacción directa puede generar confianza y establecer una base sólida para una relación terapéutica, ya que los clientes sienten que sus necesidades son prioritarias.

Beneficios de indicar el precio de tus sesiones en tu web

  • Transparencia y confianza:
      • Mostrar los precios directamente en la web demuestra transparencia y ayuda a construir confianza con los posibles clientes. La falta de transparencia sobre los precios puede hacer que algunos clientes potenciales desconfíen de ti.
  • Ahorro de tiempo:
      • Tu cliente va a decidir rápidamente si los servicios se ajustan a su presupuesto y necesidades o no. Esto puede ahorrar tiempo tanto a ti como terapeuta como a tus clientes.
  • Competitividad:
      • Como te decía, todos comparamos precios antes de realizar un pago. Mostrar los precios en la web permite a los terapeutas destacar su competitividad y valor en comparación con otros profesionales del área.
  • Filtrar clientes potenciales:
      • Al indicar los precios, los terapeutas pueden filtrar a aquellos clientes que buscan servicios dentro de un rango de precios específico. Esto ahorra tiempo nuevamente a personas que no pueden pagar los servicios ofrecidos.
  • Enfoque en el valor:
      • Al incluir información sobre los precios junto con los beneficios y el valor de los servicios, se comunica de manera efectiva por qué los servicios de Biodescodificación que ofrecemos son valiosos y cómo marcan la diferencia en la vida de los clientes.
  • Facilita la planificación financiera:
      • Los clientes van a poder planificar mejor el presupuesto dirigido a terapia cuando desde el principio conocen el coste de tus servicios. Esto puede aumentar la probabilidad de que los clientes comprometidos busquen y continúen con los servicios.
  • Facilita tu gestión del tiempo: 
    • Responder a todos los clientes que entran a tu web y quieren saber el precio de tus servicios conlleva una inversión de tiempo considerable. Tienes muchas tareas que realizar, y gestionar bien el tiempo de trabajo es fundamental. De todas las personas que entren a tu web y quieran saber el coste de tus sesiones solo un porcentaje limitado van a acabar comprando tus servicios.

Los miedos e inseguridades de los terapeutas

Hablando claro, muchos terapeutas y profesionales de todo tipo no incluyen sus precios en la web por miedos e inseguridades.

¿Cuáles son los miedos y las inseguridades más comunes que frenan a los terapeutas?

1. Miedo a ser percibidos como «inaccesibles»:

Muchos terapeutas piensan que decir sus tarifas públicamente va a asustar a sus clientes que lo van a percibir como muy caro e innaccesible.

La preocupación de que los clientes potenciales busquen alternativas más baratas les lleva a ocultar sus precios.

2. Percepción de valor:

La omisión de precios puede estar motivada por el miedo de que los posibles clientes no perciban el verdadero valor de los servicios terapéuticos y opten por opciones menos costosas

3. Preocupación por la competencia en un mercado transparente:

En un mundo donde la transparencia es cada vez más habitual, que la competencia y cualquier potencial cliente sepa lo que cobras puede generar preocupación e inseguridad (o se puede utilizar a nuestro favor).

4. Miedo a la pérdida de clientes potenciales:

La idea de que mostrar las tarifas puede conducir a la pérdida de clientes potenciales, supone descartar la idea de que son precisamente tus tarifas las que también pueden atraer a tus clientes.

5. Incertidumbre sobre la estrategia de marketing:

La indecisión sobre si la estrategia de no mostrar precios es efectiva desde el punto de vista del marketing, y cómo esta decisión impactará en la generación de clientes puede llevar a no mostrar los precios. Al final, la efectividad de las estrategias se mide a posteriori así que lo mejor es decantarse por una estrategia, medir y corregir.

6. Desconcierto frente a la respuesta del público:

El desconcierto que un terapeuta que no esté seguro de sí mismo siente a la hora de comunicar sus tarifas demuestra que hay que analizar cómo se están manejando las expectativas de los clientes y comunicar de manera efectiva el valor de los servicios.

Comunicar el valor y el precio de tus servicios

Si todavía no lo tienes claro, no pasa nada, pero lo que sí tienes que hacer es comunicar el valor de tus servicios.

Y la comunicación efectiva de valor va más allá de informar de las tarifas y es un factor que puede transformar la experiencia del cliente y fortalecer la relación terapéutica.

¿Cómo comunicar el valor de tus servicios?

  • Contextualización de las tarifas:

En lugar de simplemente exponer números, contextualiza las tarifas dentro del contexto del valor que proporcionas. Destaca cómo tu forma de practicar la Biodescodificación te permite abordar los problemas particulares del cliente, creando una conexión emocional.

  • Enfatizar los beneficios tangibles e intangibles:

Explica de manera clara los beneficios tangibles e intangibles que los clientes pueden esperar de tus servicios. Esto podría incluir mayor autoconocimiento, desarrollo personal o habilidades para el futuro, destacando, además, el valor a largo plazo que ofrecen tus servicios.

  • Testimonios y casos de éxito:

Incorpora testimonios y casos de éxito en tu web. Las experiencias positivas de otros clientes refuerzan el valor percibido y proporcionan pruebas que todos apreciamos (recuerda cómo eres tú cuando compras o contratas un servicio).

  • Personalización de la experiencia:

Resalta tu capacidad para personalizar la experiencia terapéutica según las necesidades específicas de cada cliente. La flexibilidad y adaptabilidad demuestran un compromiso con el bienestar del cliente, agregando un valor único a tus servicios.

  • Ofrece recursos adicionales:

Proporciona recursos adicionales, como materiales educativos, herramientas prácticas, o incluso acceso a sesiones grupales. Esto no solo amplía el valor percibido, sino que también demuestra un compromiso continuo con el bienestar del cliente fuera de las sesiones regulares.

  • Transparencia y honestidad:

Sé transparente sobre lo que tus servicios de Biodescodificación pueden y no pueden lograr. La honestidad en la comunicación es esencial y el área en el que trabajamos requiere que informemos de los límites que se pueden encontrar en las sesiones.

Mi experiencia

A mí no me gusta entrar en una web, con la intención clara de seleccionar a un profesional y tener que estar rellenando formularios de Google.

Lo reconozco.

Poco antes de escribir este texto estaba convencida de contratar a un profesional para asuntos administrativos. Me leí toda la web, vi que se adecuaba a lo que estaba buscando, y fui desesperadamente a por el botón que me llevara a sus tarifas.

Sorpresa, un formulario de Google en el que tengo que responder a un montón de preguntas. Eso me supone un tiempo extra que preferiría dedicarlo a una conversación telefónica, la verdad.

Después de rellenarlo me llega un mensaje de «tendrás tu respuesta en un máximo de 48 horas».

Pero en esas 48 horas yo no estoy de brazos cruzados. Sigo buscando otro profesional que me encaje.

De cualquier forma, pasadas las 48 horas recibo un mensaje pidiéndome más detalles.

¿Cuántos días pueden pasar hasta que pueda sacar la calculadora y hacer números para saber si lo contrato o no? Después de todo ese tiempo, si no me encaja, además, tengo que volver a la búsqueda inicial.

Así que no me gusta no saber el precio de un servicio 😀

Pero evidentemente a otras personas les parece buena idea poner un formulario en lugar de las tarifas.

En mi web están los precios y soy consciente de que hay gente que no me habrá contratado por el simple hecho de pensar que son precios muy elevados sin tener el cuenta el valor percibido. Pero para mí es un «riesgo» asumible.

Recibo muchos emails al día y prefiero responder otras cuestiones que no sean las relativas a las tarifas. Sé que mi web se visita desde diferentes partes del planeta y para algunas personas mis tarifas son inasumibles. No me parece justo para ellas provocarles falsas expectativas ni hacerles perder el tiempo (de la forma que a mí no me gusta perderlo).

Conclusión

Toma la decisión de incorporar o no los precios en tu web en base a tus valores y objetivos. Es lo que siempre funciona 😉

 

Cuéntame, ¿qué opinas de este tema? ¿Cuál es tu experiencia? Un debate puede ser muy interesante 🤓

¿Te apetece que hablemos sobre la estrategia de abaratar precios para ganar clientes?

En el campo de la psicología hay quienes ofrecen sesiones a 19,99 euros por sesión y quienes cobran 200 euros por el mismo tiempo de sesión. ¿A quién crees que le va mejor el negocio?

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Diseñado por Consultoria Blogger