Recursos para terapeutas de Biodescodificación: la empatía

 

La empatía tiene una profunda influencia en el desarrollo de un trabajo terapéutico significativo y transformador.

¿Qué es la empatía en terapia?

La empatía, entendida como la capacidad de comprender y sentir las experiencias emocionales del otro, establece las bases para una conexión auténtica entre terapeuta y cliente.

En el contexto de la práctica de la Biodescodificación esta conexión abre puertas a la exploración profunda de las emociones almacenadas en el cuerpo y vinculadas a experiencias pasadas.

Cuando experimentamos la empatía, creamos un espacio seguro y libre de juicio en el que las emociones pueden ser expresadas sin reservas, algo fundamental cuando queremos que nuestro cliente se vacíe de las emociones y sentimientos vividos en una situación de máximo estrés.

La empatía, en esencia, actúa como un puente que conecta nuestras experiencias internas. Al sentirnos verdaderamente comprendidos, abrimos la puerta a una mayor conciencia de nosotros mismos y a la posibilidad de transformar patrones emocionales que han dejado huella en nuestro cuerpo.

La empatía en la práctica terapéutica de la Biodescodificación

En el trabajo terapéutico que hacemos en Biodescodificación, la empatía llega a convertirse en un compromiso ético para permitir que el cliente se sienta visto, escuchado y acompañado en su viaje hacia la autorreflexión y el bienestar integral.

En este camino conjunto, la empatía se convierte en un recurso esencial que facilita el entendimiento, promoviendo la liberación de tensiones emocionales y facilitando el desarrollo de nuevas perspectivas.

El cliente o consultante agradece el clima de confianza que genera el terapeuta, y el terapeuta reafirma a través de la empatía su compromiso de continuar siendo un guía comprensivo en el viaje hacia la salud emocional y física.

La empatía en la práctica terapéutica es, por tanto, la habilidad y disposición del terapeuta para comprender y experimentar, en la medida de lo posible, los sentimientos, pensamientos y experiencias emocionales del cliente. Contribuye significativamente al proceso de apoyo emocional y comprensión mutua.

¿Cómo ser empático en la práctica de la Biodescodificación?

Como afirma el catedrático en psiquiatría Irvin Yalom, el terapeuta debe estar dispuesto a mostrarse de una manera auténtica y transparente para hacer sentir al paciente que está frente a otro ser humano con defectos y temores.

En términos prácticos, la empatía terapéutica implica:

  • Comprensión profunda:

El terapeuta se esfuerza por entender las perspectivas y experiencias del cliente desde un lugar de autenticidad y sin juicio. Es muy importante no juzgar al cliente y practicar la escucha activa para explorar la realidad subjetiva del cliente.

  • Validación de emociones:

La empatía implica validar las emociones del cliente, reconociendo y aceptando sus sentimientos como experiencias legítimas y significativas. Esta validación contribuye a la creación de un ambiente terapéutico seguro y de apoyo.

  • Reflejo y clarificación:

El terapeuta utiliza habilidades de reflejo para comunicar al cliente que ha sido escuchado y comprendido. También puede emplear técnicas de clarificación para profundizar en la comprensión mutua y aclarar cualquier malentendido. Aquí te hablo más de estas técnicas 

  • Sintonización emocional:

La empatía implica una sintonización emocional, permitiendo al terapeuta conectarse emocionalmente con el cliente de manera auténtica. Esta conexión facilita la comunicación efectiva y fortalece la relación terapéutica.

  • Cuidado y apoyo:

La empatía se manifiesta en el cuidado y el apoyo que el terapeuta ofrece al cliente en su proceso de exploración y cambio. Este apoyo puede sentirse a través de palabras, expresiones faciales, gestos y tono de voz.

La empatía terapéutica no implica necesariamente experimentar las mismas emociones que el cliente, sino más bien comprender y resonar con esas emociones desde un lugar de compasión y respeto. Al cultivar la empatía, el terapeuta crea un espacio propicio para la exploración y la transformación, contribuyendo a un proceso terapéutico más efectivo y enriquecedor.

Dificultades del terapeuta para ser empático

Los terapeutas, al igual que cualquier profesional, podemos enfrentar diversas barreras personales que dificulten la capacidad para expresar empatía con los clientes o consultantes.

Reconocer y abordar estas barreras es fundamental para mantener una conexión efectiva en la relación terapéutica.

Algunas de las barreras personales más comunes incluyen:

  • Falta de autoconocimiento:

Si el terapeuta no tiene una comprensión profunda de sus propias emociones, prejuicios y desencadenantes personales, puede resultar difícil ofrecer una empatía genuina. La escritura terapéutica es una herramienta maravillosa para profundizar en  nuestro sentir como te cuento aquí 

  • Agotamiento emocional:

La fatiga emocional aparece a menudo en terapeutas que llevan mucha carga de trabajo. Experimentar una alta carga de historias emocionalmente intensas puede llevar a un agotamiento emocional, donde el terapeuta se siente emocionalmente abrumado y agotado.

  • Prejuicios personales:

Los sesgos y prejuicios personales pueden interferir en la capacidad del terapeuta para comprender las experiencias de sus clientes de manera imparcial. Un sesgo es una predisposición o inclinación sistemática hacia una perspectiva o forma de pensar que puede influir en el juicio de una persona. La conciencia de estos sesgos y creencias limitantes es esencial para que no obstaculicen en la labor a hacer con el cliente o consultante.

  • Autocrítica:

Si el terapeuta no es capaz de mostrar empatía y compasión a sí mismo, puede tener dificultades para extender esta capacidad hacia los demás. La autocrítica excesiva puede interferir con la conexión empática.

  • Dificultades en la comunicación:

Problemas en la comunicación interpersonal del terapeuta, como la falta de habilidades de escucha activa, pueden afectar la capacidad para comprender plenamente las experiencias emocionales de los consultantes`.

  • Contratransferencia no reconocida:

La contratransferencia es un concepto del psicoanálisis que se utiliza para nombrar la respuesta emocional del terapeuta a las experiencias del cliente. Puede convertirse en una barrera si no se reconoce y se gestiona adecuadamente.

Un ejemplo lo encontramos en un terapeuta que está trabajando con un cliente que comparte historias de abandono y rechazo constantes en su vida. El terapeuta, sin darse cuenta, experimenta una sensación de profunda tristeza y desamparo en respuesta a las experiencias del cliente. Estos sentimientos podrían estar relacionados con experiencias no resueltas del terapeuta sobre el abandono en su propia vida.

  • Falta de empatía selectiva:

En algunos casos, el terapeuta puede experimentar dificultades para sentir empatía hacia ciertos clientes debido a diferencias culturales, creencias personales o malentendidos.

  • Desconexión emocional personal:

Los terapeutas pueden enfrentar situaciones en sus vidas personales que generan estrés o desconexión emocional, lo que puede afectar su capacidad para ser empáticos en el entorno terapéutico.

  • Falta de claridad en los límites:

La falta de límites claros en la relación terapéutica puede llevar a una identificación excesiva con el cliente, dificultando la objetividad y la empatía equilibrada.

 

La empatía en la práctica de la Biodescodificación emerge como un pilar fundamental que no solo fortalece la relación terapéutica, sino que también impulsa un proceso de transformación genuino.

Para los terapeutas de Biodescodificación, la capacidad de comprender y resonar con las experiencias emocionales de los clientes se convierte en una herramienta valiosa para abrir puertas al bienestar integral.

Al cultivar la empatía, no solo nos conectamos con las historias que se entrelazan en la biología y la emoción, sino que también creamos un espacio seguro donde la exploración profunda y la liberación de cargas emocionales pueden florecer. En este viaje compartido, la empatía no solo es un acto de compasión, sino la fuerza que impulsa el camino hacia el bienestar emocional y físico.

Que la empatía nos sirva para recordarnos que en el arte de la Biodescodificación, la conexión humana es la clave maestra hacia la autenticidad y la coherencia.

Y tú, terapeuta, ¿estás de acuerdo? 😉

No te olvides de descargarte la Guía para explicarle a tus clientes, en la primera sesión, cómo son las sesiones que realizas, o lo que es lo mismo, marcar los parámetros terapéuticos. 

La tienes gratis, aquí

Lee más sobre otras herramientas como son el reflejo y la clarificación

 

 

Referencias bibliográficas:

Gómez, D. M. (2012). Importancia de la empatía en la relacion paciente – terapeuta. Poiésis, 6(12).

Jiménez R.D., Cruz M.E.B.y Bautista D.M.L. Aportes teórico-prácticos a la psicoterapia desde la perspectiva de Irvin David Yalom: un ensayo breve. Revista Electrónica de Psicología Itzacala, 24(3).

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Diseñado por Consultoria Blogger